lunes, 11 de febrero de 2013

Buñuelos de Verdura

Buñuelos de Verdura 137
    
    Si bien el origen de los buñuelos se remonta a las sociedades moriscas que vivían y dominaban la Península Ibérica en la edad media, es innegable que este este delicioso bocado siempre ha formado parte de los clásicos y cotidianos platos de nuestra gastronomía argentina. Era infaltable en las cocinas de nuestras abuelas aunque luego,  con el correr del tiempo, esta tradición se fue diluyendo.

     De hecho los tenía prácticamente olvidados hasta hace unos días, que fui a cenar con un amigo a "Martita", un antiguo bodegón de barrio ubicado en la intersección de las calles Cochabamba y Colombres de la Ciudad de Buenos Aires, justo a la vuelta de la mítica esquina tanguera de San Juan y Boedo. Los ví en el menú dentro de las entradas ofrecidas e inmediatamente vinieron a mí esos gratos recuerdos de la infancia,  que minutos después se hicieron más vívidos cuando puede saborear y dejarme embriagar por el aroma de esta maravilla. 

    Fue así que luego de varios años me enamoré nuevamente de ellos, y decidí hacerlos en casa para compartirlos con ustedes.  Espero que los disfruten tanto como yo. 
   


Ingredientes: 

Acelga: .............................................. 2 atados de 1 kg  c/u
Cebolla: ............................................. 1 grande
Ajo: ................................................... 2 dientes
Huevos: ............................................. 2
Harina: ............................................... de 100 g
Queso rallado: .................................... 2 o 3 cucharadas soperas.
Polvo para hornear: ............................. 1/2 cdta. del café.
Bicarbonato de sodio: ......................... 1/2 cdta. de café.
Cubito de caldo de verduras: ................ 1
Sal y Pimienta: ................................... a gusto.
Aceite de Oliva Virgen Extra: ............... c/n
Aceite Neutro: .................................... 1 Litro.



Acelga




             Harina           Huevos


Cebollas     Ajo




Preparación: 


1. Limpiamos con esmero las hojas de acelga bajo el chorro del grifo.

Acelga




2.   Solo utilizaremos la parte más blanda de las hojas, así que descartaremos las pencas o tallos más duros.

Acelga


Buñuelos de Verdura 029



3. Sin secarlas, las introducimos en una olla y las salpimentamos a gusto.  Tapamos la olla y sin agregarle agua las llevamos a fuego mínimo por aproximadamente 10 minutos hasta que se marchiten y suelten todo el líquido. 

Buñuelos de Verdura 021



4. Mientras se blanquea la acelga, cortamos la cebolla en pequeños cubos y la salteamos en aceite de oliva extra virgen.

Buñuelos de Verdura 053



5. Cuando comience a transparentar, saborizamos con un cubito de caldo de verduras.

Buñuelos de Verdura 062


Buñuelos de Verdura 065



6. Finalmente sumamos el ajo finamente picado y luego de un par de minutos apagamos el fuego y reservamos.

Buñuelos de Verdura 070



7. Una vez blanqueada la verdura,  dejamos entibiar y presionamos  fuertemente con la manos para terminar de quitarle toda el agua que contenga, aunque si son ansiosos como yo pueden utilizar un pisapapa para hacerlo aún en caliente. Verán como la acelga - que en crudo contiene un altísimo porcentaje de agua - se ha reducido a su mínima expresión.

Buñuelos de Verdura 034



8.  Ahora procedemos a hacer un picadillo bien fino,  repasándola con un cuchillo varias veces, en un sentido y en otro. No hagan esto con un procesador, porque les quedaría una especie de puré y la idea es que conserve una textura.

Buñuelos de Verdura 036


Buñuelos de Verdura 049



9. Separamos las  yemas de  huevo y las batimos a blanco, reservando las claras para más adelante.

Buñuelos de Verdura 074


Buñuelos de Verdura 075


Buñuelos de Verdura 079


Buñuelos de Verdura 082



10.   Introducimos en una olla  la acelga picada, la cebolla salteada y las yemas batidas.

Buñuelos de Verdura 089



11. Sumamos la harina de trigo a la que previamente mezclamos con una pizca de polvo de hornear  y bicarbonato de sodio. Otra opción es utilizar directamente harina leudante o preparada.

Buñuelos de Verdura 101



12.  Integramos todos los ingredientes amasando con las manos.

Buñuelos de Verdura 107




13. Sumamos dos o tres cucharadas soperas de queso rallado, que le aportará un sabor espectacular a la preparación. También el queso crema que suavizará y hará más cremosos a nuestros buñuelos.

Buñuelos de Verdura 111


Buñuelos de Verdura 113



14.  Finalmente, batimos a punto nieve las claras de huevo que habíamos reservado y las integramos lentamente, utilizando movimientos envolventes. Así obtendremos buñuelos más leves y aireados.

Buñuelos de Verdura 091


Buñuelos de Verdura 099


Buñuelos de Verdura 116


Buñuelos de Verdura 118




15. A la hora de freírlos utilizaremos una olla pequeña y profunda, colocando suficiente aceite neutro (girasol, maíz, canola, soja, etc.) para cubrirlos.  Siempre les recomiendo comprar un termómetro de cocina para controlar la temperatura del aceite, que deberá oscilar  entre los 160 ° y 180 ° C al momento de cocinarlos.

Buñuelos de Verdura 120




16.  Cada, buñuelo lleva una cucharada sopera bien cargada del preparado. Les recomiendo que eviten freír mas de 4 unidades a la vez para evitar que baje demasiado la temperatura del aceite.

Buñuelos de Verdura 122



17.  La cocción es muy rápida, poco más de un minuto, tiempo en el cual los iremos moviendo y dando vuelta con una espátula para que se cocinen parejo.  Así lograremos que en su superficie se forme una costra crocante y tostada, conservando por dentro una suavidad y cremosidad increíble.

Buñuelos de Verdura 125



18.  Solo resta colocarlos en un papel de cocina absorbente para eliminar cualquier exceso de aceite.

Buñuelos de Verdura 126


Buñuelos de Verdura 130


         Y a disfrutar!!!

Buñuelos de Verdura 135

Seguinos en Facebook:  https://www.facebook.com/pages/Contacto-con-lo-divino/91381398615?fref=ts









                        Ir al recetario ...


58 comentarios:

  1. Acabo de recibir en el correo tu nueva entrada y sólo me ha dado tiempo a hojearla por encima porque me esperan para un partido de pádel, pero ya te digo que tengo una receta muy muy parecida con calabacín y langostinos que te pasaré lo antes posible, seguro que tú la mejoras sustancialmente.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos hombre!! Se agradece cualquier buena receta que quieras compartir!! Un abrazo Ricardo!!

      Eliminar
    2. Como te decía mi receta se parece: sustituyo la acelga por calabacín rayado, le añado la cebolla picada y el ajo tal como tu haces, es decir frititos, los langostinos pelados y troceados, salo. Aparte hago una mezcla con harina (de la que tu llamas preparada), leche y huevo batido ni líquida ni espesa, en su justo punto, tipo tempura. Juntamos bien ambas cosas y a freír en cucharaditas pequeñas, teniendo cuidado de que en cada una de ellas entre al menos un trozo de langostino.
      Supongo que si la mezcla se hace como tu indicas, separando clara, yema, añadiendo queso y crema de queso el conjunto quedará de matrícula de honor, pero eso os lo dejo para los artistas y los amantes del queso, lo mío es cocina rápida para andar por casa.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Muchas gracias Ricardo!! Excelente receta me has mandado!! Un abrazo amigo!!

      Eliminar
  2. Hola Diego: Esta es una de mis comidas favoritas. Mi madre las hacía cuando éramos niños. Ahora ella no está y yo hace rato que no soy niño.
    A mí casi nunca me salen bien porque no doy en la tecla con el blanqueado de la verdura. Algunos me dicen que es durante un minuto; otros que la salte mojada junto a las cebollas.
    En tu receta recomiendas hacerlo durante 10 minutos. Me sorprendió.
    Si me puedes explicar esto del blanqueo de la verdura te lo agradecería.
    Muchísimas gracias por tu generosidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que te dicen que es durante un minuto, seguramente debe ser sumergiéndolos en abundante agua hirviendo. Yo lo que te propongo es empezar con un fuego bajo en una olla con un buen fondo y sin agua añadida. La acelga se va deshidratando lentamente, que es lo que necesitás para hacer luego el buñuelo y que no te quede aguachentado. Pensá que la verdura reduce un montón, porque es pura agua. Te recomiendo que pruebes esta técnica y que luego me la compares con la otra que no te dió demasiados resultados.

      Eliminar
  3. Diego, ¡que ricooo! yo siempre los hago, pero no tan ricos como los tuyos!!! Los mios son mas sencillos, pero voy a probar tu receta porque debe quedar como los dioses mandan!!! Lo unico que hago como secreto es agregarle a la masa un chorrito de vinagre, que no les deja sabor, y ayuda a que no absorban tanto aceite, y me da resultado!! Gracias amigo, este finde los preparo como tu y me hago la panzada!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo el tip, lo trendré en cuenta para la próxima. También como explico en mi receta, es importante la temperatura del aceite, para que salgan lo más sequitos posible.

      Eliminar
  4. Qué amor esos buñuelos... vinieron a mi gratos recuerdos de mi abuela Luchy.
    Mima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Mima!! Se ve que la abuela está en todas!!

      Eliminar
  5. ¡Muy bueno, Diego! ¡Casi idénticos a los que hacía mi vieja!
    Aunque ella tenía un toque mágico: le tiraba un chorro de soda a la mezcla antes de freir. ¿Qué tal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto Juan!!. Ese mismo efecto es el que hace la pizca de bicarbonato de sodio indicada en la receta. Si no tenés, le tirás el chorrito de soda, aunque es mejor no humedecer tanto la preparación. Saludos y gracias por visitarme!!

      Eliminar
  6. Hola Diego:
    Es la primera vez que comento, decir que me encantan tus recetas es poco. Desde que lo descubrí siempre te sigo. Aquí te paso mi receta de BOCADITOS DE LECHUGA (no recuerdo de dónde la saqué), son deliciosos, espero que los pruebes.
    Vicky
    Lo que llevan
    lechuga 1 planta
    huevo 1
    sal y pimienta a gusto
    harina leudante 1/2 taza
    leche1/2 taza
    aceite para freír
    Cómo se hace
    Lave la lechuga hoja por hoja y descarte los tallitos duros Seque suavemente y sin apretar las hojas. Córtelas en fina juliana. Reserve Licue o procese el huevo junto con la harina leudante y la leche Vuelque la pasta en un bol y sazónela a gusto con sal y pimienta negra recién molida Mézclele la juliana de lechuga Fría los bocadillos de a cucharadas en aceite bien caliente Trate de no encimarlos ¡sino se pegan! y cocine hasta dorarlos de ambos lados Escúrralos sobre papel absorbente para sacarles el exceso de aceite y sírvalos calentitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto te agradezco Vicky. Me alegro mucho que hayas roto el hielo y no solo me escribas sino me enseñes nuevas recetas. Un beso gigante y espero ansioso tus próximas participaciones!!

      Eliminar
  7. Hola Diego,
    recién descubro tu blog y he quedado encantada!
    Ayer pasé por aquí a dejar un mensaje pero parece que sin querer lo borré sin publicarlo :/ Te comentaba que estos maravillosos buñuelos en mi casa son conocidos como torrejas, parecidas a tu receta sólo que no solemos blanquear la acelga o espinaca sino que tras lavarla, la cortamos finamente y la agregamos al sofrito de cebolla. Mi madre hace también unas torrejas de arroz (que generalmente queda cocido de otra ocasión)que son una maravilla! crocantes y sabrosas!
    Felicidades por la dedicación en las explicaciones y en las fotografías.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carina!! Bienvenida!! No se por que tu mensaje cayó en la carpeta de spam y recién ahora lo puede recuperar. Gracias por aportar tu receta. La de arroz también es riquísima!!. Te mando un beso grande y espero me sigas acompañando.

      Eliminar
  8. Hola Diego:
    Te molesto otra vez con una pregunta elemental. Frecuentemente cuando blanqueo acelgas me quedan amargas. No sé cual es el motivo ni como evitarlo.
    Muchas gracias
    Saludos a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La acelga es un poquito amarga. Pero se acentúa el amargor cuanto más grande sea la hoja y más dura y grande tenga la penca. Tratá buscar una acelga joven de hojas tiernas. Y cuando las blanquees como te enseñe, apretalas con fuerza para quitarles bien el agua. Igualmente en la preparación final no tendría por que quedarte amarga. Si querés asegurarte, podés agregar una cucharada de té de azúcar. Si no te satisfacen los resultados porque no te gusta la acelga, podés hacerlo con espinacas, de sabor más suave. SAludos!!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Diego por estos tips. Los pondré en práctica en mi próximo intento.
      Saludos

      Eliminar
  9. Que rico se ve esta plato diego, como para una fecha especial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es algo muy sofisticado pero que es rico, es riquísimo!!

      Eliminar
  10. sos un genio seguí la receta al pie de la letra y me quedaron increibles!
    gracias nunca los habia echo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo que te hayan gustado!! La próxima dejame tu nombre. Saludos.

      Eliminar
  11. Gracias Diego por tu pagina
    La descubripr casualidad en una de esas tardes de nostalgia en este lejano lugar donde vivo
    Yo los preparo con espinaca- no existe la acelga en este lugar- y he probado cocinarlas alhorno biencaliente
    quedan espectaculares para aquellos que la balanza les dice no a las frituras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Julia por compartir tu experiencia! Por donde vives?

      Eliminar
  12. ¡Qué bueno haber llegado a tu blog, ya va a "favoritos"! Tus hermosas fotos dan ganas de cocinar, cosa que no me pasa fácilmente. HOY mismo cenamos buñuelos de acelga, ¡¡¡gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Patricia!! Después contame que te parecieron. Saludos!!

      Eliminar
  13. Hola Diego! Espectaculares las recetas. Dónde se consiguen esos termómetros acá en Ciudad de Buenos Aires? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cualquier bazar gastronómico conseguís, aparte son muy baratos. En la Av. Jujuy tenés un montón.

      Eliminar
  14. Me encantaron! En casa hace rato que no los hago así, friéndolos. Simplemente caliento una olla essen apenas pincelada de aceite y coloco ahí las cucharadas de pasta. Espero que se doren y las doy vuelta. Obviamente me gustan más fritos!
    También hago buñuelos de papa, rallándola gruesa (en crudo), escurriéndola y mezclándola con huevo y harina.

    ResponderEliminar
  15. Hola Diego! Se pueden hacer con espinaca en vez de acelga? Gracias!

    ResponderEliminar
  16. Hola diego, me gusta comer verdura y es muy saludable, tengo una duda? esta receta es muy "engordante" pregunto por la fritura... en casa me gusta variar la comida, pero mi marido insiste que si es en aceite no es tan saludable.. penetra mucho el aceite? Espero tu respuesta.. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyy perdón Pato que no vi esta pregunta. Mirá obviamente que todo lo frito tiene sus calorías. Pero no colesterol ya que el aceite es de origen vegetal. Lo importante es no reutilizar el aceite para que no se saturen las grasas y de vez en cuando podés darte un gusto porque no pasa nada :)

      Eliminar
  17. ¡Sos mi ídolo! Has conseguido que me amigue con las cacerolas. Tengo en la heladera (ya lista) la tarta de cebollas, ( para mañana) y me preparo para hacer los buñuelos. Es la segunda vez que los hago, y me salieron DIVINOS, igual que la tarta...Gracias, Diego, estoy recomendando tu blog a todo el que me habla de recetas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Graciela. La verdad que no hay mejor música para mis oídos que cuando me dicen que los ayudo a recuperar el amor por la cocina. Te agradezco mucho por eso y la buena onda. Un beso grande!!

      Eliminar
  18. Hola Diego, ésta receta me retrotrae a mi más tierna infancia. Estando pupila en un instituto de monjas, ellas hacían ésta receta a menudo dado que las acelgas abundaban en su quinta. Por lo verdes las llamábamos *sapitos* y hoy día, cuando las preparo para mis hijos, ellos las llaman y las piden de la misma forma. Muchas gracias porque el olor a hogar que dichos sapitos desprenden me emocionan y me producen una extraña melancolía. Besos y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tus entrañables recuerdos. Los aromas y sabores que experimentamos en nuestra niñez suelen ser imborrables. Esa es la magia de la cocina que quiero conservar. Vivan los sapitos!!

      Eliminar
  19. Hola Diego, hoy vuelvo a esta receta que habia visto antes, que paso con el texto??
    Alguna mano traviesa
    Saludos, Juan Carlos desde Cordoba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rarísimo lo que paso, como si el texto se hubiese pasado a otro idioma y luego vuelto a traducir al español. Ya lo arreglé, mil gracias por avisarme :)

      Eliminar
  20. Diego, realmente te felicito por el blog. Lo consulto casi a diario porque la cocina es uno de mis hobbies y el paso a paso de tus recetas y las fotos son realmente impresionantes, aparte de las buenas ideas que das para las recetas! Gracias por tanto, un abrazo.

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Juan, es un verdadero placer para mi compartir mi trabajo con ustedes y me encanta estar en contacto. Un abrazo!!

      Eliminar
  21. Buena receta, me traen recuerdos de cuando visitaba a mi abuela y los preparaba casi parecido a esta receta.

    ResponderEliminar
  22. Preparé esta receta por la llegada de mis suegros de viaje y quedaron encantados. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo Luis, me alegro que te hayan gustado, un abrazo :)

      Eliminar
  23. hola diego entendi bien se hierve sin agua? solo bien mojadas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente se ponen a fuego mínimo sin agua más allá de la que tiene en su superficie por haber sido lavada.

      Eliminar
  24. Qué amor esos buñuelos... vinieron a mi gratos recuerdos de mi abuela Luchy.
    Mima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande tu abuela!! Es como si la conociera cuando como sus alfajores. Besos Mima!!

      Eliminar
  25. Gracias por esta publicacion diego

    ResponderEliminar
  26. Hola, me encantan tus recetas. Te recomiendo para esta receta que le agregues una cucharada de alcohol de uso alimenticio, que hace que no absorba el aceite, lo cual es bastante bueno porque es mucho mas sano.
    Tambien se puede usar por ejemplo para las tortas fritas, aunque no esta tan bueno porque cuando las sacas del aceite salen secas y no se les llega a pegar el azucar! jaja

    ResponderEliminar
  27. yo las hago similar pero le agrego tomate perita cortado chico, son mucho mas ricos!

    ResponderEliminar

Seguinos en las redes sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en Google+ siguenos en Twitter

Ayudame a mantener este sitio:

Toda la información que brindo gratuitamente en este blog es producto de muchas horas de dedicación y esfuerzo personal, además de gasto dinero para adquirir los insumos necesarios para hacer las recetas, comprar materiales de investigación, equipos fotográficos y de edición. Lo que empezó casi como un juego se ha transformado en una fuente de consulta para miles de personas diseminadas alrededor del mundo. Necesito de tu ayuda para seguir sustentando este proyecto y hacerlo cada vez más grande. Tu donación a través de tu cuenta PayPal o con tarjeta de crédito, por mínima que sea, me ayudará a seguir este camino. Desde ya muchas gracias.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...