domingo, 11 de mayo de 2014

Pollo Kiev

Pollo a la Kiev (23)





















   

    El Pollo Kiev - o Chicken Kiev como se lo conoce en el mundo anglosajón - es una combinación simple pero sabrosa de pechuga de pollo, hierbas y manteca.

Diego Bianchi   Y a pesar de que el nombre de este plato alude a la capital ucraniana, su origen es controvertido. El historiador gastronómico ruso William Pokhlebkin afirma que la receta fue inventada en el Merchants' Club de Moscú a principios del siglo XX y desde allí se ha convertido sin lugar a dudas en la abanderada mundial de la gastronomía de su país.  Los ucranianos, por razones obvias, lo consideran su plato nacional. Pero la evidencia más probable sin embargo, apunta a Francia, que ha dado lugar a más de una "receta rusa" en su historia culinaria.

    Los historiadores de alimentos recuerdan que en el siglo XVII, la cocina francesa era tan popular en San Petersburgo que la emperatriz rusa Elizabeth enviaba a decenas de chefs para estudiar en París. Uno de ellos regresó con una receta llamada Côtelettes de Volaille, un plato no muy diferente de pollo Kiev. 

   Pasaría la revolución bolchevique y las dos guerras mundiales más para que las pechugas finalmente adquirieran su famoso nombre, cuando fueron servidas en Kiev, en honor a una delegación ucraniana al regresar de Berlín en 1947.

Ingredientes: (para 1 porción)

Pechuga de pollo: ........................... 1 grande.
Manteca: ........................................ 1 cda. sopera
Ajo: ............................................... 1 diente grande
Perejil: ........................................... 1 puñado
Harina de trigo: ............................... 1 cda. sopera
Panko o pan rallado:......................... 3 cdas. soperas.
Huevo: ............................................ 1
Sal y pimienta: ................................ A gusto.






Preparación:

     Empezaremos a hacer el relleno ayudándonos con un mortero. Ustedes pueden reemplazarlo con una procesadora de alimentos o cortar los ingredientes bien pequeños y directamente sumarlos a la manteca, aunque no será exactamente lo mismo.  


1.  Pelamos un diente de ajo, lo cortamos a la mitad y le quitamos el brote del centro. Lo cortamos en pedazos, salpimentamos a gusto y comenzamos a machacar hasta hacer un puré.









2. Luego sumamos un puñado de perejil picado y volvemos a machacar para que largue toda su clorofila.





3. Introducimos la manteca y la integramos con los demás ingredientes. Usando el mortero conseguirán que la materia grasa absorba la clorofila y el sabor del perejil, sin que las hojas pierdan su textura, cosa que no podrán lograr si usan una procesadora.











4. Volcamos la manteca saborizada sobre un film de cocina, la cerramos como si fuera un caramelo. Llevamos a la heladera y la dejamos enfriar por 15 o 20 minutos para que se endurezca.









5. Desgrasamos y limpiamos una pechuga de pollo, retirándole el pequeño cordón de carne que posee en la parte posterior. Pueden utilizarla entera para lograr una pieza grande, o cortarla longitudinalmente al medio para hacer dos más pequeñas. Yo me incliné por la primera opción.






6. Cubrimos la pechuga con un film y la aplastamos hasta lograr un filete bien fino y parejo.






7. Sacamos la manteca de la heladera y la colocamos en el medio.






8. La cubrimos plegando todos sus lados sobre ella hasta hacer una esfera.










9. La envolvemos en un film y cerramos firmemente, terminando de darle forma a la pechuga.







10. Llevamos la pieza al freezer por unos 45 minutos ya que la idea es que se endurezca un poco sin llegar a congelarse.  Este tiempo será aproximado dependiendo del tamaño de la pechuga y de la potencia del freezer. Si pasado el tiempo ven que todavía está muy blanda la dejan un poco más.







11. Sacamos la pechuga del freezer y la pasamos por harina, eliminando luego cualquier exceso que pudiera quedar.










12. Para rebozarla, utilizaremos panko, un pan rallado de estilo japonés que está hecho de la miga del pan lactal o de molde, prescindiendo de su corteza. Esta miga produce una cubierta mucho más liviana y crujiente. En Buenos Aires se consigue en los Supermercados del Barrio Chino, pero si en sus ciudades no lo encuentran, pueden reemplazarlo por el pan rallado tradicional o hacer su propio panko casero, con un sencillo procedimiento que podrán ver clickendo aquí.


Pollo a la Kiev (9)    




13. En un plato hondo colocamos el huevo, la mostaza y abundante sal y pimienta. Batimos bien, empapamos allí nuestra pechuga y finalmente la rebozamos con panko.









14. Llevamos la pechuga otros 15 minutos al freezer.






15. Pasado el tiempo de enfriamiento la freímos en abundante aceite caliente,  1 minuto exacto de cada lado.








16. La retiramos del aceite para llevarla a un horno precalentado a temperatura moderada (unos 180° C.) por espacio de 20 minutos. Si fueran dos más pequeñas, con 15 minutos bastará.










17. Apagamos el fuego, dejamos reposar un par de minutos y ya estamos listos para emplatar.






18. Ni bien cortemos la pechuga, un torrente de aromas y sabores desbordará nuestra mesa.






       Solo nos resta disfrutar de esta delicia...



Seguinos en Facebook: https://www.facebook.com/pages/Contacto-con-lo-divino/91381398615?fref=ts



Presentacion Libro (42)



                       Ir al Recetario...


29 comentarios:

  1. mmmm!!!! re fácil de hacer y parece riquísimo! buenísima tu receta Diego! gracias!

    ResponderEliminar
  2. Tre men do. Sos el numero 1

    ResponderEliminar
  3. Hola Diego!!
    Coincido con Anónimo TREMENDO y sos el nro 1!! :-)
    Buenisissisisisma la receta! Sale prontito en mi cocina!
    Saluditos
    Gaby (libra)

    ResponderEliminar
  4. Espectacular la receta y espectaculares las fotos! Gracias! Esta semana la haré!
    Julia

    ResponderEliminar
  5. Son las seis de la mañana y estoy salivando. ¡fantástica!

    ResponderEliminar
  6. Como el Hombre Araña: He's back! Y volvió TRE-MEN-DO! Chau, voy a ver si consigo pechuga!

    ResponderEliminar
  7. Excelente la elección de los platos. La explicación y las imágenes son insuperables. Qué alegría haberte encontrado! Gracias por tu generosidad para compartirlo! Silvia.

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla de recetas y fotos ! ?. Me encanta !..Yo tambien me alegro de haberte encontrado! Guadalupe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Falta que me encuentre a mi mismo y somos todos felices!! Pero que difícil tarea :/

      Eliminar
  9. Querido Diego, sos un grande!! Me haces quedar como un VERDADERO COCINERO en todos los platos que he preparado. Gracias por tu generosidad. Un abrazo gigante. Alejandro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para vos Ale!! Yo solo te doy un empujoncito pero el grande sos vos para tus seres queridos :)

      Eliminar
  10. Muy bueno!!!! Me impresionaste!!! Se ve hiper profesional y delicioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiendo estos pequeños secretitos, es realmente fácil de hacer :)

      Eliminar
  11. Excelente, Diego. Me encanta la cocina y tus recetas son siempre sencillas, pero especiales!!

    ResponderEliminar
  12. Soy el unico que no puede ver las imagenes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá sido un problema temporal. Intentá de nuevo :)

      Eliminar
  13. Hola Diego,
    Hace tiempo que queria hacer esta receta, pero me faltaba el mortero...
    Y como ayer me regalaron uno por el dia del padre, ya no me quedaban mas excusas... :P
    La verdad salio muy bien: un manjar. Solo cambie la ensalada por papitas noisette.
    Muchas gracias por la receta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas a amar el mortero, forma parte del enorme placer de cocinar. Disfrutalo!

      Eliminar
  14. Este fue nuestro almuerzo de hoy domingo. Quedaron buenísimas!
    Una cosita: aún después de haberlas freezado por 45 min., las pechugas se me desarmaban un poco, así que las tuve que atar (bridado tipo matembre) después de harinarlas-empanarlas y antes de meterlas al aceite, y santo remedio.

    ResponderEliminar
  15. Bueno, depende del freezer y principalmente de el tamaño de la pechuga. La próxima la dejás el tiempo necesario para que no se desarme.

    ResponderEliminar
  16. Se ve delicioso me encanto tu blog me suscribo pero de ya :)

    ResponderEliminar

Seguinos en las redes sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en Google+ siguenos en Twitter

Ayudame a mantener este sitio:

Toda la información que brindo gratuitamente en este blog es producto de muchas horas de dedicación y esfuerzo personal, además de gasto dinero para adquirir los insumos necesarios para hacer las recetas, comprar materiales de investigación, equipos fotográficos y de edición. Lo que empezó casi como un juego se ha transformado en una fuente de consulta para miles de personas diseminadas alrededor del mundo. Necesito de tu ayuda para seguir sustentando este proyecto y hacerlo cada vez más grande. Tu donación a través de tu cuenta PayPal o con tarjeta de crédito, por mínima que sea, me ayudará a seguir este camino. Desde ya muchas gracias.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...